miércoles, 21 de septiembre de 2011

Tengo un plan para mañana, voy a ensayar toda la noche mi sonrisa más perfecta y te la regalaré nada más verte, no tengo nada más que ofrecerte, un par de ilusiones rotas por el tiempo y por la vida, y esa sonrisa, considerala especialmente para tí, prometo disfrutarte en la lejanía, admirar tus movimientos, leer tus labios en vez de besarlos, coger mi mano en vez de la tuya, prometo amanecer dándote un beso tímido en los labios porque tu corazón no da para más, intentaré hacerte feliz con cada poro de mi piel, aunque le cueste, aunque yo también esté partida en mil pedacitos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario